EL MOMENTO INCÓMODO DEL JUEGO

  • Aumenta el pensamiento crítico y la lógica.
  • Mejorar la cognición de la memoria
  • Ayuda a mejorar la concentración
  • Mejora la interacción social

¿Están todos en habitaciones separadas jugando videojuegos o viendo televisión en este momento? Si este escenario le suena familiar, no está solo. La tecnología ha cambiado drásticamente la forma en que pasamos nuestro tiempo libre. El auge de las redes sociales, los videojuegos y las aplicaciones de televisión significa que las personas pasan más tiempo que nunca en estas actividades de aislamiento social. Las noches de juegos solían ser una opción popular para que la gente se relajara y se divirtiera mientras pasaban tiempo de calidad juntos. Con la publicación de estudios recientes sobre los efectos negativos de las actividades basadas en la pantalla, como las redes sociales, la gente ha mostrado más interés en volver a algunas de las actividades más "anticuadas" que solían hacernos felices. Reunir a amigos o familiares para una noche de juegos de mesa es una excelente opción para recuperar parte del tiempo de calidad que podría haberse perdido. Muchos juegos de mesa, como el juego Awkward Moment, también ofrecen beneficios que pueden resultar inesperados a primera vista. Los juegos de mesa se crean para el entretenimiento por diseño, pero también pueden brindar a los jugadores la oportunidad de aprender y practicar muchas habilidades útiles para la vida. Actividades como esta que requieren que usemos nuestro cerebro son, en última instancia, mejores para nosotros en general que depender del entretenimiento pasivo como la televisión. 

El juego Awkward Moment está creado para reflejar situaciones de la vida real que cualquier persona podría encontrar en el día a día. En el juego, los jugadores analizan la carta de 'momento incómodo' que se está jugando y eligen la mejor carta de reacción, de acuerdo con las instrucciones de la carta de 'decisivo'. Se elige un nuevo "decisor" para cada ronda. La tarjeta 'decisiva' puede decir que la mejor respuesta es elegir en algún momento como "lo que un maestro esperaría que hicieras" o "la cosa más tonta que podrías hacer", en respuesta a la tarjeta elegida de "momento incómodo". El jugador que ha sido designado como el "decisor" determinará la mejor carta de reacción para el momento incómodo y el jugador con la carta de reacción ganadora gana un punto. Este juego es ideal para personas de todas las edades y les brinda a todos la oportunidad de ser creativos. Dado que Awkward Moment es un juego de estrategia, hay un pensamiento crítico y una lógica durante el juego.

Los juegos de mesa que requieren estrategia como Awkward Moment pueden ser especialmente beneficiosos para los niños. Jugar este tipo de juegos requiere el uso de muchas habilidades de pensamiento crítico, como el razonamiento deductivo, la detección de patrones y la toma de decisiones lógicas. Al practicar estas habilidades a través de juegos, a los niños les resultará más fácil establecer conexiones que les permitirán aplicar este conocimiento en la escuela. Otro beneficio de Awkward Moment es que mejorará las habilidades de concentración. Los jugadores deben concentrarse en la situación en cuestión para ganar puntos que harán ganar el juego. Tiene diferentes niveles de dificultad, por lo que los padres pueden involucrar a los niños en un nivel apropiado. El juego también se puede jugar usando diferentes variaciones; por ejemplo, los jugadores pueden hacer cosas como crear sus propias historias incómodas, representar las cartas de reacción. Cambiar un poco las reglas del juego hará que sea nuevo y emocionante jugar una y otra vez.

Entrenar el cerebro a través de juegos de mesa es una forma divertida para que los niños desarrollen y apliquen sus habilidades cognitivas en un entorno entretenido. Awkward Moment es una excelente manera para que los jugadores compartan experiencias aprendidas, recuerden historias antiguas y brinden a los niños la experiencia de pensar en diferentes tipos de situaciones. Independientemente de la edad, es un juego que incita al crecimiento y al aprendizaje. ¡Tanto los niños como los padres pueden disfrutar de estar en un momento incómodo!