Juguetes y juegos

BUFFALO, EL JUEGO DE DROPPING DE NOMBRES

  • Refina las habilidades de conversación
  • Aumenta la cognición de la memoria
  • Mejora la concentración y la lógica
  • Ayuda a mejorar las habilidades de interacción social.

Los juegos de cartas que son fáciles y divertidos de jugar son una excelente manera de unir a las personas cuando salen con amigos y en muchos otros entornos sociales. Buffalo, el Juego de poner nombre encaja en ambas categorías debido a su 'simplicidad en el diseño y la oportunidad para que muchas personas jueguen a la vez. Como beneficio adicional, los jugadores practicarán habilidades valiosas que se pueden aplicar en muchas otras situaciones sociales y educativas. 

La cognición de la memoria, la concentración y la lógica son habilidades importantes que se pueden desarrollar al jugar Buffalo. Los jugadores deben conectar las descripciones de las cartas con una posible persona o personaje, lo que hace que las respuestas sean infinitas. Conectar estas tarjetas para formar respuestas que ganen puntos requiere concentración y memorización para hacerlo de manera efectiva. La mecánica del juego requerirá la resolución constante de problemas a través de la cognición de la memoria, probando la capacidad del jugador para recordar las descripciones de los personajes y la rapidez con la que puede detectar y recordar patrones. La naturaleza vertiginosa del juego ayuda a desarrollar habilidades de toma de decisiones rápidas y precisas. Los juegos como Buffalo pueden ser especialmente beneficiosos para los niños como una forma de presentar y practicar estas habilidades a través del juego.

Los juegos de cartas son una conocida fuente de entretenimiento, pero vale la pena considerar los beneficios adicionales que pueden ofrecer. Jugar juegos de cartas como Buffalo es una oportunidad única para que las personas se conecten, socialicen y fortalezcan las relaciones. Las interacciones sociales positivas como esta son un componente clave para establecer una base que genere confianza, autoestima y habilidades de comunicación efectivas.

IMAGEN DIVIDIDA

  • Ayuda a participar en la resolución de problemas
  • Reduce el estrés
  • Promueve el pensamiento crítico y la creatividad.

Los acertijos son una opción de juego popular para padres, maestros y niños porque estos juegos promueven el aprendizaje de una manera entretenida que los niños también disfrutan. Los padres gravitan hacia este tipo de juegos porque son divertidos y educativos. Los rompecabezas, como los juegos mentales, ayudan a desarrollar las habilidades de pensamiento crítico y la resistencia mental del niño. De hecho, los educadores también los integran en las lecciones y el trabajo escolar diario. Los diferentes juegos mentales desarrollan diferentes tipos de habilidades. División de imagen es ideal para los niños que necesitan desarrollar habilidades de resolución de problemas y pensamiento crítico. Este juego también desarrolla la destreza visual y manual. El juego en sí consiste en un pequeño espejo, cartas con patrones y piezas de juego de patrones. Un jugador elegirá una carta y luego intentará replicar el patrón visto en el espejo. Con cada intento, un jugador aprenderá del patrón. Replicar el patrón en la tarjeta contra el espejo manipulando las piezas del rompecabezas requiere paciencia y razonamiento deductivo. Dividir la imagen fomenta la creatividad, la resolución de problemas y la percepción visual. Cada tarjeta de patrón es un nuevo desafío que mantiene a los jugadores involucrados activamente en el juego.

Los juegos de rompecabezas ayudan a mejorar las habilidades de pensamiento crítico. El aspecto de resolución de problemas mantiene al jugador absorto, mientras que el nivel de dificultad en el juego o rompecabezas desafiará y desarrollará las habilidades aprendidas previamente. Un juego como Splitting Image emplea habilidades de pensamiento crítico a través de los patrones de diseño de las cartas. Cada patrón es único, por lo que el niño debe evaluar cada tarjeta y aprender a usar el espejo como herramienta. Los patrones son visualmente agradables, lo que también estimula el cerebro. Splitting Image puede impulsar la creatividad y desafiar a los jugadores a utilizar nuevas formas de pensar.

Los acertijos son una forma divertida y gratificante de pasar el tiempo o combatir el aburrimiento. Estas son una opción popular entre los maestros y los estudiantes para dividir el día escolar con algo divertido que también sea educativo. Poder desconectar y resolver problemas tangibles en forma de rompecabezas y juegos es una excelente manera de reducir el estrés también. A diferencia de otras actividades como enviar mensajes de texto a videojuegos o usar las redes sociales, jugar juegos como Splitting Image mantiene la mente activa. Los estudios han demostrado que después de jugar con juegos mentales, los niños se relajan y son más capaces de concentrarse en la tarea que tienen entre manos. Ya sea en el aula o en casa, los rompecabezas hacen que el aprendizaje sea emocionante.

EL MOMENTO INCÓMODO DEL JUEGO

  • Aumenta el pensamiento crítico y la lógica.
  • Mejorar la cognición de la memoria
  • Ayuda a mejorar la concentración
  • Mejora la interacción social

¿Están todos en habitaciones separadas jugando videojuegos o viendo televisión en este momento? Si este escenario le suena familiar, no está solo. La tecnología ha cambiado drásticamente la forma en que pasamos nuestro tiempo libre. El auge de las redes sociales, los videojuegos y las aplicaciones de televisión significa que las personas pasan más tiempo que nunca en estas actividades de aislamiento social. Las noches de juegos solían ser una opción popular para que la gente se relajara y se divirtiera mientras pasaban tiempo de calidad juntos. Con la publicación de estudios recientes sobre los efectos negativos de las actividades basadas en la pantalla, como las redes sociales, la gente ha mostrado más interés en volver a algunas de las actividades más "anticuadas" que solían hacernos felices. Reunir a amigos o familiares para una noche de juegos de mesa es una excelente opción para recuperar parte del tiempo de calidad que podría haberse perdido. Muchos juegos de mesa, como el juego Awkward Moment, también ofrecen beneficios que pueden resultar inesperados a primera vista. Los juegos de mesa se crean para el entretenimiento por diseño, pero también pueden brindar a los jugadores la oportunidad de aprender y practicar muchas habilidades útiles para la vida. Actividades como esta que requieren que usemos nuestro cerebro son, en última instancia, mejores para nosotros en general que depender del entretenimiento pasivo como la televisión. 

El juego Awkward Moment está creado para reflejar situaciones de la vida real que cualquier persona podría encontrar en el día a día. En el juego, los jugadores analizan la carta de 'momento incómodo' que se está jugando y eligen la mejor carta de reacción, de acuerdo con las instrucciones de la carta de 'decisivo'. Se elige un nuevo "decisor" para cada ronda. La tarjeta 'decisiva' puede decir que la mejor respuesta es elegir en algún momento como "lo que un maestro esperaría que hicieras" o "la cosa más tonta que podrías hacer", en respuesta a la tarjeta elegida de "momento incómodo". El jugador que ha sido designado como el "decisor" determinará la mejor carta de reacción para el momento incómodo y el jugador con la carta de reacción ganadora gana un punto. Este juego es ideal para personas de todas las edades y les brinda a todos la oportunidad de ser creativos. Dado que Awkward Moment es un juego de estrategia, hay un pensamiento crítico y una lógica durante el juego.

Los juegos de mesa que requieren estrategia como Awkward Moment pueden ser especialmente beneficiosos para los niños. Jugar este tipo de juegos requiere el uso de muchas habilidades de pensamiento crítico, como el razonamiento deductivo, la detección de patrones y la toma de decisiones lógicas. Al practicar estas habilidades a través de juegos, a los niños les resultará más fácil establecer conexiones que les permitirán aplicar este conocimiento en la escuela. Otro beneficio de Awkward Moment es que mejorará las habilidades de concentración. Los jugadores deben concentrarse en la situación en cuestión para ganar puntos que harán ganar el juego. Tiene diferentes niveles de dificultad, por lo que los padres pueden involucrar a los niños en un nivel apropiado. El juego también se puede jugar usando diferentes variaciones; por ejemplo, los jugadores pueden hacer cosas como crear sus propias historias incómodas, representar las cartas de reacción. Cambiar un poco las reglas del juego hará que sea nuevo y emocionante jugar una y otra vez.

Entrenar el cerebro a través de juegos de mesa es una forma divertida para que los niños desarrollen y apliquen sus habilidades cognitivas en un entorno entretenido. Awkward Moment es una excelente manera para que los jugadores compartan experiencias aprendidas, recuerden historias antiguas y brinden a los niños la experiencia de pensar en diferentes tipos de situaciones. Independientemente de la edad, es un juego que incita al crecimiento y al aprendizaje. ¡Tanto los niños como los padres pueden disfrutar de estar en un momento incómodo!

AJEDREZ, UN JUEGO PARA LA MENTE

  • Mejorar las habilidades de pensamiento crítico
  • Enseña la resolución creativa de problemas
  • Ayuda a mejorar la concentración
  • Ejercita ambos lados del cerebro

El ajedrez es uno de los juegos de mesa más jugados históricamente en todo el mundo. Se juega en casi todos los países y los jugadores, desde niños pequeños hasta personas mayores, pueden disfrutar de lo que tiene que ofrecer. ¿Por qué este juego de mesa es tan popular y durante tanto tiempo? ¿Por qué enseñamos a los niños a jugar desde pequeños en las escuelas? La respuesta es simple, este juego de mesa ha sido probado a lo largo del tiempo y muchos estudios son una gran herramienta de desarrollo para la educación y las habilidades mentales.

El ajedrez es un juego divertido que desafía el cerebro y la capacidad de los jugadores de planificación estratégica y paciencia. Los científicos han estudiado la actividad cerebral de las personas mientras juegan al ajedrez y han descubierto que ambos lados del cerebro se iluminan, involucrando tanto las funciones creativas como las lógicas, como un músico que toca un instrumento. Un jugador necesita visualizar sus movimientos de antemano, anticipándose a los turnos de sus oponentes y, al mismo tiempo, estar presente en un juego que requiere un alto nivel de concentración. Un niño puede beneficiarse de los múltiples niveles de pensamiento necesarios para jugar un buen Juego de ajedrez en todos los aspectos de la vida. Aumentando su memoria, lógica y capacidad mental en general mientras disfrutan de una competencia saludable, es fácil ver cómo ha llegado a ser la longevidad de este juego.

Básicamente, el ajedrez es un juego que trabaja y mejora las habilidades de pensamiento crítico de una persona. Ayuda a los niños a pensar con anticipación a lo que están haciendo mientras elaboran estrategias para sus próximos movimientos. Hacer planes y planes de respaldo, evaluar la situación y deducir los próximos movimientos de su oponente son algunas de las habilidades que los niños adquieren en el ajedrez. Una persona que juega al ajedrez aprende a estar orientada a los detalles, organizada y preparada. A la larga, esas son grandes habilidades que se aplican a casi cualquier situación que la vida pueda presentarte.

El ajedrez enseña directamente sobre resolución de problemas y ejecución de planes. Debido a cómo está configurado el juego, los jugadores deben pensar de manera creativa para encontrar soluciones cuando su oponente los desafía. El niño aprende a ver los diferentes ángulos de un problema para decidir cuál será el curso de acción correcto. El niño está desarrollando las habilidades cognitivas que son cruciales para el éxito en la vida con cada juego que juega. Este tipo de resolución de problemas y lógica estratégica se puede aplicar a otras materias como matemáticas y lectura crítica a medida que avanzan en su trabajo escolar.

Para los niños que tienen dificultades para prestar atención, el ajedrez puede ser una gran herramienta para ayudarlos a concentrarse en una cosa a la vez. El juego requiere un alto grado de concentración que ayuda a los niños a adquirir las habilidades para mantenerse enfocados en su objetivo final, hacer jaque mate al oponente y reclamar la victoria. Una de las lecciones valiosas que se enseñan en el ajedrez es no distraerse y ser consciente de las piezas y sus movimientos potenciales, tanto para ellos como para sus oponentes. Los jugadores deben dedicar toda su atención al tablero para jugar bien, una buena lección para aprender desde una edad temprana. Una vez que aprenda a jugar al ajedrez, incluidas las estrategias más avanzadas, el juego es muy entretenido y puede ser una fuente definitiva de orgullo para toda la vida.

EL JUEGO DE CARAS

  • Ayuda a incrementar la creatividad
  • Mejora la retención de la memoria
  • Ejercita ambos lados del cerebro
  • Ejercicio de formación de equipos

Charadas es un elemento básico clásico para cualquier noche de juegos familiar. Este divertido juego es uno de los favoritos que ha resistido el paso del tiempo. Charades es divertido y relajante; los jugadores que no tengan miedo de relajarse y soltarse un poco se encontrarán en ventaja con este juego. La naturaleza del juego fomenta diferentes tipos de expresión creativa y ayudará a los jugadores más reservados a aprender cómo superar un poco su zona de confort de una manera que no sea abrumadora. Este tipo de juego puede ser especialmente beneficioso para los niños que pueden necesitar mejorar sus habilidades de comunicación. La participación en equipos obliga a los jugadores a aprender a trabajar juntos utilizando la lógica y la resolución creativa de problemas para ganar.

Un juego divertido y tonto como Charades puede hacer que sea difícil de creer que en realidad también puede ser un gran ejercicio para el cerebro que usa ambos lados del cerebro a la vez. Los jugadores deberán memorizar una lista de palabras, pensar con lógica y crear gestos para representar palabras o frases. Los jugadores que intentan adivinar la respuesta utilizan la lógica y el razonamiento deductivo para hacerlo. Tanto los actores como los espectadores ejercitan su cerebro mientras se turnan durante el juego. El juego de las charadas también es un ejercicio de retención de la memoria. Recordar una lista para actuar más tarde es una excelente manera de mejorar la memoria. Se ha demostrado que las fuertes habilidades de memoria se correlacionan con mejores hábitos de estudio y puntajes de exámenes en la escuela.

La importancia del trabajo en equipo es un tema recurrente en juegos como Charades. Los jugadores deben confiar unos en otros y aprender a trabajar juntos de manera rápida y eficiente para ganar. Esta puede ser una gran oportunidad para que un niño observe y demuestre estos comportamientos también. Aprender a ser un miembro del equipo no solo es importante en la escuela, sino esencial en el lugar de trabajo.

MAGIA: EL ENCUENTRO

  • Mejora la creatividad y el pensamiento imaginativo.
  • Ayuda a mejorar las habilidades lógicas
  • Mejora la retención de la memoria
  • Enseña la resolución creativa de problemas

Magic: The Gathering enseña dos habilidades muy importantes para el desarrollo de un niño: práctica creativa y pensamiento crítico. El juego fomenta el pensamiento innovador para descubrir diferentes métodos y estilos de juego infinitos. Este estilo de juego sin restricciones les da a los jugadores la libertad de establecer su propio ritmo de juego y usar cualquier mazo de cartas de su elección.

Al jugar Magic: The Gathering, los jugadores tienen la opción de construir y personalizar su propio mazo de cartas de acuerdo con sus gustos personales y preferencias estratégicas. Agregar cartas a una baraja requiere un análisis crítico de cada carta. Las preferencias, las características y la función prevista son cosas que deben tenerse en cuenta antes de agregar la tarjeta. Los jugadores deben crear un plan estratégico para jugar el juego a fin de ganar. Los planes se crean mediante prueba y error, analizando experiencias pasadas y visualización. La naturaleza del juego requiere que los jugadores esperen lo inesperado y sean capaces de prepararse para cualquier cantidad de desafíos imprevistos. Progresar en el juego de Magic requiere habilidades de pensamiento crítico, memorización y resolución creativa de problemas para ganar. Dado que el mazo de cada jugador está altamente personalizado, el juego está muy influenciado por el aspecto de cada mazo y cómo los jugadores los han elegido para funcionar. La imprevisibilidad de tantos factores que entran en juego crea obstáculos inesperados que deben resolverse de manera creativa.

Crear cartas y construir estrategias alentará a los jugadores a estirar su imaginación más allá de los confines del mundo real; esto es lo que distingue a los juegos de fantasía como Magic: The Gathering. La práctica del pensamiento crítico y la resolución creativa de problemas es especialmente beneficiosa para los niños, y el desarrollo de estas habilidades en el juego les permite utilizarlas de otras formas que van mucho más allá de un juego.

FEED THE WOOZLE COOPERATIVE GAME

  • Habilidades de comunicación
  • Aprendiendo a compartir
  • Habilidades motoras
  • Contando

Los juegos de mesa, en el contexto adecuado, pueden ser excelentes materiales educativos disfrazados de entretenimiento. Es una gran oportunidad para pasar el tiempo y desarrollar habilidades sociales con toda la familia, con el beneficio adicional de enseñar a los niños habilidades importantes para la vida mientras se divierten. Los juegos de mesa están diseñados para jugarse en grupos de dos o más, lo que permite a las personas sentarse cómodamente y crear un espacio para hablar e interactuar entre sí. Un juego divertido que une a todos y que vale la pena considerar es Feed the Woozle. Este juego, y muchos otros similares, ayudan a los niños a desarrollar sus habilidades de comunicación con el simple hecho de jugar. Los niños pueden seguir las instrucciones y deben aprender a trabajar juntos para ganar el juego. El objetivo de los jugadores es cooperar para tener éxito, enseñando a los niños la maravillosa lección de cómo compartir mientras desarrollan habilidades sociales saludables.    

Jugando juegos como Alimenta al juego Woozle ayuda a los niños pequeños a desarrollar sus habilidades motoras desde el principio. El juego fomenta movimientos simples de coordinación entre manos y ojos, como mover una cuchara hacia arriba, hacia abajo y hacia adelante para alimentar al Woozle. Además, es una buena forma de practicar el equilibrio y mover el cuerpo por el espacio, como sostener una cuchara firmemente para mantener la comida en su lugar. Pretender alimentar moscas cubiertas de chocolate y pepinillos peludos entrena a los niños a comer usando utensilios de una manera que induce a reír. Este tipo de juego se correlaciona con aprender a comer por sí mismos en el mundo real y equilibrar la cuchara hasta llegar a la boca, en lugar del suelo. Además, ¿quién no querría comer moscas y pepinillos peludos?

Otra característica de Feed the Woozle Game que se aplica a muchos otros juegos de mesa similares es aprender y contar números. Un niño practica cómo contar mientras alimentando al Woozle algunos aperitivos. Dependiendo del número de dados lanzados, el jugador debe poner ese número de moscas y encurtidos en sus cucharas. A lo largo del juego, el niño cuenta constantemente los bocadillos y los turnos. La repetición de contar en cada turno es una buena manera de establecer una buena base para las habilidades matemáticas básicas. Además, el juego tiene tres niveles de dificultad que se pueden jugar: una vez que el niño ha dominado un nivel, puede pasar al siguiente. Hacer un juego más desafiante a medida que aumentan las habilidades es perfecto para mantener una alta participación, y su hijo continuará jugando y divirtiéndose en los años venideros.

LEGOS

  • Creatividad
  • Resolución de problemas
  • Trabajo en equipo

Es seguro decir que Los legos se han convertido en una parte preciada de la infancia de la mayoría de las personas. Más allá de ser divertido para jugar, hay una razón para encontrar Legos en guarderías y escuelas en todas partes. Existe un consenso generalizado de que contar con ayudas visuales y táctiles ayuda a los niños a tener una mejor curva de comprensión y aprendizaje en general. Para los maestros y los padres, los Legos y otros tipos de bloques de construcción son muy flexibles, ya que pueden usarse para enseñar a los niños tanto dentro del aula como jugando en casa. Han estado a la vanguardia de la educación para el desarrollo durante muchos años. Los legos y otros tipos de bloques de construcción encienden la imaginación de los niños para encontrar las soluciones mediante la creación de estructuras y nuevos mundos divertidos.

El juego de legos se puede aplicar a una amplia variedad de materias diferentes, como matemáticas, ciencias, gramática e historia. El juguete beneficia a todos los sujetos, llevando las lecciones del libro de texto al mundo real. Los educadores recomiendan usar este tipo de juguetes en los programas STEM. En matemáticas, los Legos pueden ser una forma divertida de enseñar a sumar y restar, fracciones, geometría, etc. En ciencias, los Legos pueden usarse como modelos para ingeniería y experimentos. En gramática, el color diferente de los bloques puede ser útil para que los niños identifiquen la estructura del sujeto, el verbo y el predicado de una oración. En las lecciones de historia, los Legos se pueden usar para recrear escenas importantes, ayudando a los niños a visualizar e involucrar su imaginación en el tema, lo que ayuda a retener la memoria. Lo importante es mantener a su hijo involucrado en el tema con métodos de enseñanza prácticos.

Los legos son excelentes para ejercicios de formación de equipos para niños en un nivel temprano. Con supervisión guiada, los niños pueden trabajar juntos en un proyecto. Desarrollan habilidades de comunicación mientras hablan entre ellos para proponer ideas para crear el producto final. Los legos refuerzan las habilidades de compartir y comunicarse con otros niños o adultos, lo que ayudará al niño cuando vaya a la escuela y comience a hacer proyectos grupales y a involucrarse más socialmente. Desarrolla aún más sus habilidades comunicativas y sociales.

La imaginación de los niños puede florecer jugando con Legos u otros bloques de construcción de calidad. Las habilidades mentales que se utilizan para crear primero las ideas en la mente, decidir dónde colocar los bloques para hacer que su visión sea real y cómo resolver cualquier desafío que encuentren mientras lo hacen, son algunas de las habilidades que un niño desarrolla mientras jugando con legos. Estimula sus sentidos y habilidades motoras mientras visualizan su objetivo y manipulan los bloques en el proceso de construcción del mundo real. Este tipo de actividad es extremadamente beneficioso para el potencial de aprendizaje de los niños, ya que se ha demostrado muchas veces que trabajar con las manos ayuda a adquirir y consolidar el conocimiento cognitivo en un entorno de aprendizaje activo.

MONOPOLY EL JUEGO DE MESA

  • Se involucra en la destreza de la memoria
  • Enseña habilidades financieras
  • Mejora las habilidades matemáticas
  • Practica la resolución de problemas y la lógica.

Monopolio es un juego de mesa clásico que ha entretenido a grupos de amigos y familias durante años. Habiendo existido durante generaciones, se considera una parte de la historia estadounidense y sigue siendo muy popular en todo el mundo. No es ningún secreto que las noches de juegos con amigos y familiares son una excelente manera de socializar y vincularse, pero muchos juegos como Monopoly también son excelentes para enseñar habilidades importantes para la vida. Monopoly ofrece a los niños una introducción a situaciones de la vida real y los expondrá a temas como economía, negocios e impuestos. Jugar el juego enseña matemáticas y habilidades de negociación, e incluso es una gran introducción a cómo funcionan cosas como la propiedad de la propiedad y los impuestos. Los niños que juegan Monopoly practicarán habilidades como las matemáticas durante el juego y podrán aprender muchas de las valiosas lecciones aprendidas jugando con ellos de por vida.

El objetivo de Monopoly es competir para superar a una gran mayoría de propiedades en el tablero. Esto fomenta la competencia amistosa entre los jugadores y los motiva a querer ganar. Los jugadores deben navegar por el mundo de los negocios y las finanzas, mientras analizan los pros y los contras de la propiedad en el tablero. Las habilidades de negociación se desarrollarán durante el juego mientras los jugadores compran y venden su propiedad estratégicamente para salir adelante. Esta es una excelente manera de refinar las habilidades de comunicación, ya que a menudo son interacciones delicadas y complicadas.

Monopoly permite que los niños aprendan los fundamentos de los negocios y las finanzas en un ambiente informal y divertido. Tener una comprensión fundamental a una edad temprana de muchos de estos conceptos importantes les dará a los niños una clara ventaja cuando tendrán que navegar por ellos en el futuro.

LOS BENEFICIOS DEL DOMINÓ

  • Ayuda a desarrollar habilidades de pensamiento crítico
  • Vínculos con familias y grupos sociales
  • Reduce el estrés
  • Mejora la retención de la memoria

Hay muchos juegos de mesa clásicos que pueden ser útiles en el aula y se ha demostrado que son herramientas eficaces, aunque poco convencionales, para el aprendizaje. Juegos como Dominó son excelentes para traducir el pensamiento crítico y los ejercicios de memoria a escenarios del mundo real, con ramificaciones aplicadas a las decisiones tomadas. Los niños se benefician de juegos como este porque les presentan desafíos que requieren creatividad y pensamiento innovador. El dominó es un juego que requiere un alto nivel de estrategia y planificación para poder ganar. Cómo funciona el juego, un jugador analiza el tablero para deducir las fichas de Domino que les quedan a los otros jugadores, en función de cómo jugaron cada ronda. El juego obliga al jugador a adivinar constantemente las fichas de sus oponentes y a elaborar estrategias para bloquear sus movimientos con el fin de controlar el tablero y ganar el juego. Este tipo de habilidad se puede aplicar más tarde a lecciones tales como ejercicios de razonamiento lógico, así como a trabajar con ecuaciones matemáticas.       

En Dominó, es vital que el jugador se mantenga alerta para ganar el juego. La concentración y el enfoque necesarios para jugar bien benefician la retención de la memoria de los niños. Dominoes tiene veintiocho fichas para usar en diferentes combinaciones; el jugador necesita memorizar y comprender la utilidad de los siete que tiene en la mano para comprender efectivamente las opciones de juego de sus oponentes. Entonces, cuando es el turno del jugador, han reunido la información esencial para anticiparse a sus oponentes con el fin de realizar movimientos estratégicos para controlar el tablero y, finalmente, ganar el juego. Se han realizado estudios que han descubierto que jugar al dominó ayuda a los niños a mejorar sus habilidades visuales e incluso ayuda en el desarrollo de recuerdos fotográficos. La forma en que un niño desarrolla su capacidad para memorizar las fichas de dominó se puede aplicar posteriormente al trabajo escolar, por ejemplo, para aprender la tabla periódica o en cualquiera de las aplicaciones ilimitadas del mundo real. 

Otro beneficio maravilloso del dominó es que se puede jugar en cualquier lugar. El dominó es un juego que se puede jugar en cualquier entorno social, ya sea en una reunión familiar o en una fiesta con amigos, e incluso se puede utilizar como un divertido descanso entre las sesiones de estudio. Puedes jugar en equipos de dos o individualmente, lo que juega con variaciones de estrategia. Es una gran herramienta para que los niños se relacionen con los miembros mayores de la familia, ya que no hay límite de edad en ninguna dirección para el juego.

El dominó es una gran oportunidad para que florezcan la confianza social y las habilidades de un niño. A diferencia de otros juegos de mesa, en Dominoes se anima a los jugadores a divertirse con bromas y conversaciones entre jugadas. Jugar al dominó crea un entorno en el que se anima a los jugadores a hablar entre ellos. Personas de todas las edades se benefician de este tipo de competencia saludable. El juego es una excelente manera de aumentar las endorfinas y reducir el estrés del día. Además, es una actividad que puede involucrar a toda la familia, donde todos pueden relajarse y divertirse juntos.

es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish