Alimentemos al muy hambriento juego de la oruga

  • Aprenda y reconozca los números
  • Ejercita la motricidad fina
  • practicar la toma de decisiones
  • Desarrollar habilidades sociales

De la aclamada colección de libros de cuentos, The Very Hungry Caterpillar viene un juego de mesa para que los niños aprendan a contar. Usando una historia o juegos familiares para cautivar la atención de los niños, los padres y educadores insertan lecciones en el tiempo de juego. Hay muchos recursos para que los educadores y los padres hagan las clases entretenidas. Se ha demostrado que los juegos de mesa son herramientas de aprendizaje prácticas y efectivas, ya que ayudan a los niños a concentrarse en la lección. Al igual que muchos otros juegos inspirados en libros, Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Game utiliza elementos visuales para ayudar a los niños a reconocer números como los mazos de cartas y mover las piezas en el tablero.

Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Game y otros juegos de mesa similares tienen otros beneficios de aprendizaje. Los niños desarrollan y mejoran sus habilidades cognitivas al jugar este tipo de juegos de mesa. Al ejercitar sus habilidades para la toma de decisiones y la resolución de problemas, los jugadores tienen opciones y diferentes caminos a seguir. El jugador tiene que evaluar y analizar el tablero para elaborar un plan o estrategia para ganar el juego. Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Game hace esto colocando objetos al azar en el tablero, los jugadores tienen que moverse y recolectar las cinco frutas para transformarlas en mariposas.

Además, los juegos de mesa son una excelente manera para que los niños ejerciten sus habilidades motoras finas. En cada turno, los jugadores escogen y mueven sus piezas a través de un camino que podría estar lleno de curvas o recto y estrecho. Manteniendo sus piezas en el camino, los niños practican la destreza y la coordinación mano-ojo. Es importante desarrollar sus habilidades motoras finas desde una edad temprana para que puedan realizar tareas cotidianas como ponerse botones y escribir. Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Game y otros juegos similares tienen muchos componentes para ayudar a los niños a mover las manos. Después de recolectar las cinco piezas de fruta, los jugadores las ordenan para completar el rompecabezas de la mariposa.

Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Al igual que muchos juegos de mesa, es una excelente manera de que todos se unan para jugar. Los juegos de mesa son excelentes para romper el hielo en grupos. Los niños tienen un espacio para hablar libremente mientras aprenden y desarrollan sus habilidades sociales. Al jugar con otros, los niños aprenden de la experiencia cómo interactuar entre ellos. Divirtiéndose hablando y compartiendo durante la lección. Los juegos de mesa son una buena forma de mantener activo a un niño. Let's Feed The Very Hungry Caterpillar Game y juegos de mesa similares son lecciones memorables que todos pueden disfrutar.

Artículos Relacionados
Cómodo como un insecto en una alfombra

Snug as a Bug in a Rug es un juego cooperativo donde los niños pequeños pueden practicar sus colores, formas y Lee mas

Juguetes de arco y flecha para niños

Los niños pueden dominar una nueva habilidad cuando practican el arco y la flecha de Toysery para niños. Mientras practican la coordinación, los niños pueden Lee mas

SiEque

Cualquiera que sea bueno en matemáticas dice que las matemáticas son divertidas, sin embargo, si los problemas matemáticos se convierten en un juego Lee mas

Beneficios del constructor de paja

Jugar con el set Straw Constructor STEM involucra a los niños en juegos creativos que pueden desarrollar sus habilidades motoras y de percepción. Lee mas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

es_ESSpanish
en_USEnglish es_ESSpanish